Los regalos y las trampas de las festividades

navidadHay gran frenesí cuando las festividades y el cambio de año se acercan. Entre villancicos existe una sensación de apuro en el aire, además de un incesante stress.

Esta energía de alto octanaje puede tragarnos y escupirnos en el mall (físico o virtual) o en una cena familiar, intentando que todo parezca “perfecto”, como en una foto de revista, o simplemente porque “siempre se ha hecho así en la familia”.

Este año podemos entrar en el mismo patrón, a costa de nuestros nervios, valores, y ahorros, o podemos escoger un enfoque más consciente y nutrir nuestra alma y el espíritu de nuestra familia y comunidad.

Para seguir este camino más profundo, podemos sintonizar con la naturaleza y sus ciclos, dado que tienen un impacto directo en nuestra psique y estados de ánimo.

El 21 de diciembre es solsticio de invierno en el hemisferio norte y solsticio de verano en el hemisferio sur.

En el norte nos estamos acercando al día más corto y la noche más larga de un año después de lo cual celebramos el regreso de la luz.

Encuentra un espacio silencioso para honrar las cualidades transformadoras de la oscuridad y reflexionar sobre los logros y arrepentimientos del año pasado. Después, enciente una luz o haz arder un fuego para quemar aquello que ya no te sirve. Cuando termines, medita con la atención en las llamas y conecta con el anhelo que tu alma tiene para el nuevo año solar, y más allá. Puedes anclar este nuevo inicio agregando un objeto simbólico a tu altar y ofreciendo una oración o canción a la luz y a la primavera que se aproxima.

Como regalo de festividades, invita a tus seres amados a hacer lo mismo cualquiera de estos días.

El el hemisferio sur, quiere decir que nos acercamos al día más largo y la noche más corta del año, después de la cual daremos la bienvenida a la oscuridad del otoño y el invierno, y así al período de la renovación.

Honra al sol, ya que su luz ha permitido que la naturaleza madure y florezca. Date tiempo para reflexionar sobre las maneras en que tu vida ha florecido y nota aquellos aspectos de tu vida que aún permanecen en la sombría oscuridad. Enciende una vela o un fuego sagrado e ilumina esos lugares dentro de ti que necesitas germinar y evolucionar. Haz una reverencia al sol en gratitud por sus rayos y dale la bienvenida a su compañera perfecta, la oscuridad: ábrete al misterio de la noche y su poder transformador ahora que comenzamos nuestro viaje de seis meses hacia la noche más larga.

A modo de regalo, invita a tus seres amados a hacer lo mismo cualquiera de estos días.

¡Bediciones!

Marcela Lobos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s