¿Qué tienen en común el estrés y un jaguar sobre un árbol?

d3ad8fbe-cdfa-4878-b313-6c93167ccd22Cuando vivimos una situación estresante nuestro cerebro estimula la producción de hormonas, principalmente cortisol y adrenalina, para la supervivencia a corto plazo. El hipotálamo y la hipófisis mandan señales a las glándulas suprarrenales para que liberen estas hormonas y nos preparen para la “lucha o huida”.

El cortisol modifica el metabolismo para liberar grandes cantidades de glucosa en la sangre, es decir, energía extra. Para esto se dejan de lado importantes funciones inmunológicas, de digestión, y crecimiento.

La adrenalina aumenta el ritmo cardíaco y de respiración, estrecha vasos sanguíneos, aumenta la velocidad con que circula la sangre y dilata los bronquios, aumentando así la entrada de oxígeno al cuerpo. También disminuye la irrigación sanguínea cerca de la piel y del sistema digestivo para aumentar la energía disponible en los músculos.

Este maravilloso recurso de nuestro sistema nos puede salvar la vida en una situación de peligro, pero si se mantiene activado a mediano o largo plazo nos puede costar muy caro con consecuencias tan graves como cardiopatías, insomnio, diabetes, depresión, y pérdida de la memoria.

El problema está en que este es un mecanismo de alimentación hacia delante, es decir, mientras más cortisol y adrenalina se liberan, más señales de peligro percibimos y mientras más señales de peligro, más se producen las mismas hormonas.

¿Cómo se termina este círculo vicioso?

Para los chamanes de la selva amazónica esta situación es semejante a cuando un jaguar se asusta y se sube a un árbol y luego no quiere bajar hasta que se siente a salvo.

Estos chamanes saben que para desacoplar el mecanismo de lucha o huida en una persona, ésta tiene que sentirse visceralmente segura. No basta con decirle a su mente que el peligro ya ha pasado, sino que tiene que vivenciar esa seguridad.

En la clase del Sur de la Rueda Medicinal aprendes los procesos chamánicos para “bajar al jaguar del árbol” y para vivir en un mundo seguro que te apoya.

Anuncios

Un tiempo para soñar con valentía

AlbertoVilloldo-loscuatrocaminosVivimos en una época de gran agitación. La violencia, la guerra, el hambre, la codicia, la enfermedad, la corrupción y el fraude están muy extendidos y siempre presentes.

En pocas palabras, nuestro mundo se ha convertido en un lugar no agradable.

Las noticias diarias nos confrontan con una visión del mundo que nos cuesta aceptar. Tampoco debemos hacerlo.

Es precisamente en tiempos de agitación y de cambio que se nos da la oportunidad de marcar la diferencia en el mundo – para mejorar la calidad de la conciencia humana.

La tarea del chamán moderno es ver y crear belleza donde otros solo ven fealdad; tener el coraje para concebir lo posible y no confabularnos con lo probable. Este es el momento para traer sanidad y un nuevo sueño al planeta tierra.

Tenemos que soñar con los ojos abiertos, reconociendo nuestro poder para co-crear nuestro mundo, y nunca permitir que nuestro poder personal escape de nosotros, haciendo que nuestros sueños se conviertan en pesadillas.

Por mucho que podamos sentir que nos hemos convertido en las víctimas de una realidad aterradora, la elección es nuestra. Vamos a drenarnos de todas las historias negativas para que no se convierten en nuestra realidad cotidiana. A medida que practicamos la belleza con todas las personas que nos encontramos, cambiamos nuestro compromiso, y en lugar de optar por el sufrimiento, creamos un espacio sagrado donde los regalos son evidentes y están disponibles. Somos Co-creadores de nuestra realidad, ya no mas víctimas.

Nuestra misión es transformar el mundo, ser sanadores a tiempo. Si sientes el llamado, ven y únete a nosotros en la Escuela del Cuerpo de Luz; Si ya eres un sanador, lleva sanación a tu comunidad. Con urgencia, con pasión.

No existe un mejor momento que ahora.

Con Amor y luz,
Alberto Villoldo, PhD